Seguridad Social

Asesoría Arribas cuenta con un Departamento Laboral especializado en el ámbito de la Seguridad Social, dando siempre la mejor solución a cualquier litigio o trámite con los organismos públicos.

JUBILACIÓN

Nuestros expertos realizarán un estudio completo de tu situación personal, analizando todos los casos de forma especializada para que puedas sentirte seguro respecto a tu futura jubilación.

Damos respuesta a todas vuestras consultas “¿Cuándo puedo jubilarme? ¿Es posible jubilarse anticipadamente? ¿Qué importe de pensión de jubilación percibiré? ¿Puedo compatibilizar la pensión con el trabajo?”, y tratamos de ofrecer todas las opciones posibles con los diferentes tipos de jubilación existentes (Jubilación ordinaria, anticipada, flexible, parcial, activa).

 

INCAPACIDAD TEMPORAL

En el caso que seas autónomo y hayas iniciado un proceso de incapacidad temporal, desde nuestro despacho realizamos la solicitud del pago directo de la mutualidad de previsión social a la cual estés suscrito junto con la declaración de actividad correspondiente. Podrás consultarnos también todas aquellas cuestiones que necesites saber ¿Cuándo empiezo a cobrar y hasta cuándo podría cobrar? ¿Qué cantidad voy a percibir?, etc.

Si tu situación en cambio es que han dado el alta médica derivada de un proceso de incapacidad temporal y crees que no estás en condiciones para reincorporarse a tu puesto de trabajo, hay que saber que puede realizarse una reclamación contra dicha alta. Nosotros nos encargamos de impugnar el alta médica de la incapacidad temporal ya sea por accidente de trabajo como de enfermedad común. Se trata de un trámite en el cual existen unos plazos muy cortos. Si es tu caso, ponte en contacto con nosotros lo antes posible y te atenderemos de inmediato.

INCAPACIDAD PERMANENTE

¿Se ha visto afectado el desarrollo habitual de tu trabajo debido a un accidente o enfermedad?

En Asesoría Arribas te informamos y gestionamos los trámites necesarios y ante todos los órganos de las distintas instancias, desde la solicitud inicial hasta la reclamación judicial si fuera el caso.

Inicialmente nos encargamos de solicitar la Incapacidad Permanente aportando toda aquella documentación e informes que puedan acreditar la situación ante la Seguridad Social o mutualidad de previsión social correspondiente, contando con peritos médicos asociados que puedan realizar una valoración profesional-médica de la situación. Si en plazo de ciento treinta y cinco días no existe respuesta expresa o bien anteriormente ha dicho resuelta de forma negativa o en un grado en el cual no se está conforme, disponemos de treinta días hábiles para realizar la reclamación previa ante el mismo órgano previa a la vía judicial. En última instancia, y una vez resuelta la reclamación previa para la cual existe un periodo de cuarenta y cinco días para resolver, en caso de no estar conforme con la misma, procederemos a realizar la correspondiente demanda ante el Juzgado de lo Social, órgano y orden jurisdiccional competente.

Hay varios tipos de incapacidad permanente:

  • Parcial: aquella en la existe una disminución del rendimiento normal para la profesión habitual que viene desarrollándose, sin que impida realizar las tareas fundamentales de la misma.
  • Total: situación en la que no puedes realizar las tareas fundamentales de tu profesión habitual pero sí podrías de otros trabajos.
  • Absoluta: a diferencia de la incapacidad total, la incapacidad permanente absoluta no puedes realizar ningún trabajo.
  • Gran invalidez: se trata de la incapacidad permanente de grado máximo que se reconoce a las personas que necesitan de otra para realizar los actos más elementales de su vida diaria como es vestirse, ducharse, comer, etc.

Además, si debido a un accidente de trabajo o enfermedad profesional tienes lesiones que disminuyen o alteran tu integridad física sin llegar a constituir una incapacidad permanente en ninguno de sus grados, existe la prestación por lesiones permanentes no invalidantes de la Seguridad Social, sobre la cual podemos asesorarte y realizar la gestión de todos los trámites correspondientes.

MATERNIDAD / PATERNIDAD

A la fecha del nacimiento, adopción o acogimiento de un hijo se inicia la suspensión del contrato de trabajo y se inicia la maternidad y paternidad de los progenitores.

  • Se exige como requisito la cotización previa de 180 días durante los 7 años inmediatamente anteriores, o bien alternativamente, 360 días a lo largo de la vida laboral.
  • Durante la prestación por maternidad y paternidad se percibe la cantidad correspondiente al 100% de la base reguladora.
  • En el caso de la Prestación por maternidad, la duración es de 16 semanas de las cuales 6 deben realizarse de forma obligatoria e ininterrumpidas posteriormente al parto.
  • La Prestación por paternidad, viene presentando variaciones en cuanto a la legislación de su duración. Desde abril de 2019 la duración es de 8 semanas de las cuales las 2 primeras deben realizarse obligatoriamente después del parto de forma ininterrumpida; y a partir del año 2020 el derecho será de 12 semanas siendo las 4 primeras obligatorias posteriores al parto de forma ininterrumpida.

En nuestro despacho profesional te informaremos y te gestionaremos la percepción de la prestación económica de maternidad y/o paternidad.

 

 

MUERTE Y SUPERVIVENCIA

Las prestaciones por muerte y supervivencia, son aquellas destinadas a compensar una situación de necesidad económica derivada del fallecimiento de una persona.

–          Pensión de viudedad: es aquella prestación económica destinada a personas que hayan tenido un vínculo matrimonial con la persona fallecida con la finalidad de evitar la generación de una situación de necesidad económica. Para ello existen una serie de requisitos que debe cumplir el cónyuge para poder percibir esta prestación, que, por norma general, corresponde al 52% de la base reguladora del causante de la pensión.

–          Pensión de orfandad: a esta pensión tiene derecho tantos los hijos del fallecido como de su cónyuge cuando estos sean menores de 21 años, o hasta los 25 años en algunos supuestos. Con carácter general, el importe a percibir es el correspondiente al 20% de la base reguladora.

–          Prestación en favor de familiares: en aquellos supuestos en los que sin tener derecho a otra pensión pública, exista una necesidad económica ocasionada por el fallecimiento de un familiar (hermanos, abuelos, hijos, …) con los que se convive al menos los dos años anteriores y de los cuales se dependía económicamente, cumpliendo los requisitos establecidos para la misma, se percibe esta prestación económica correspondiente con carácter general al 20% de la base reguladora de la persona fallecida de la cual se dependía.

 

Cualquiera que sea tu caso, nos ponemos a tu disposición para asesorarte y ofrecerte un servicio de calidad en todos los trámites y gestiones.

¿NECESITAS ASESORIA?

Rellena el siguiente formulario. Analizamos cada correo y nuestro equipo intentará contactar en menos de 48 horas.